¿Cómo sumo y utilizo mis puntos en Club Aliadas?

Participando de las CAPACITACIONES. Por cada respuesta acertada del multiple choice de la capacitación, el participante ganará determinada cantidad de puntos. Los mismos irán de 5 a 10 puntos, dependiendo de la dificultad de la capacitación, y se acreditarán al finalizarla.

Los puntos podrán ser canjeados por los productos incluidos en el catálogo de premios de la sección CLUB ALIADAS de nuestra web, únicamente por dueños y/o empleados de farmacias que sean clientes de Droguería del Sud S.A. Al realizar el canje, un correo automático se entregará al equipo de Aliadas, quienes se podrán en contacto dentro de las 72 hs hábiles vía mail con el ganador para gestionar la entrega. Para más información, escribir a aliadas@delsud.com.ar

Optimización de las punteras de góndola

09 de Abril de 2020

Dentro de la estrategia de exhibición, las punteras de góndola cumplen un rol fundamental. Para sacarles el máximo provecho, hace falta tener en cuenta una serie de criterios.

En marketing, se denomina puntera al extremo de la góndola o estantería en el cual se suelen colocar productos destacados o de promoción. Se trata de lugares clave; las punteras salen al encuentro del comprador y lo llevan a fijar allí su atención. Por ende, comunican la estrategia comercial de la farmacia, con la que deben estar perfectamente alineadas.

Uno de los objetivos de las punteras es crear disrupciones en el modo de compra en “piloto automático” de los clientes, para incentivar la venta de aquellos productos que estratégicamente, por distintas razones, la farmacia quiere promover. Si no se aprovechan las punteras con un sentido estratégico, se estará anulando o desperdiciando una de las mejores herramientas de comunicación y generación de rentabilidad que tiene el local.

A continuación, siguen algunas pautas básicas.

1) Las punteras deben contener productos que estén dentro de las categorías que el cliente espera encontrar en su recorrido, en función del sentido de circulación que va siguiendo. No se debe colocar una puntera de dermocosmética al inicio de una góndola de pañales. La excepción son los casos en los que se quieren promover las ventas cruzadas, donde se trata de categorías distintas pero que se vinculan con una misma ocasión de uso.

2) Por definición, las punteras deberían ser monoproducto, salvo que se apele a las ventas cruzadas. El impacto de la puntera en el cliente debe ser preciso, rápido y bien dirigido. Al primer golpe de vista debe quedar totalmente clara la propuesta de la puntera, sin que el cliente tenga que dedicar ni siquiera un par de segundos a decodificarla. En caso contrario, seguirá de largo. En el caso de las ventas cruzadas, la categoría adicional que se busque promover conviene exhibirla en los estantes que estén por encima del nivel de los ojos del cliente.

3) Las punteras se deben renovar periódicamente. Los productos ubicados en las cabeceras tienen un período de vida y una evolución de ventas que decae con el tiempo de exposición. El lapso que va desde su instalación hasta el primer fin de semana incluido (siempre que abarque al menos cuatro días) es el que mayor impacto produce. Luego el impulso comercial decae. Al décimo día, la puntera ya perdió todo valor estratégico. De cualquier manera, no hay reglas estrictas; el monitoreo constante de las ventas es el mejor indicador.

4) La puntera no puede entorpecer el tráfico de circulación en la farmacia, ni crear puntos de congestión excesiva que retarden la compra ágil que espera realizar el cliente

Tipos de punteras

◼ Puntera principal. Es la que está de frente a la entrada del establecimiento, y, por lo tanto, la primera que se ve. En cierto sentido funciona como una “carta de presentación” de la farmacia, por lo cual los productos que allí se coloquen deben comunicar claramente el posicionamiento que se busca transmitir. ¿Qué es lo que distingue a esa farmacia en particular? ¿Los precios bajos? ¿La amplitud de la oferta? ¿Alguna especialidad en particular? Esas preguntas son fundamentales a la hora de armar la puntera principal.

◼ Punteras secundarias. Son las que el cliente encontrará dentro del local siempre de frente, según su sentido de circulación. Aquí hay más de flexibilidad en cuanto al tipo de productos y promociones que se pueden ofrecer. En estas punteras se pueden colocar categorías de ocasión o estacionales, que suelen ser acompañadas por un alto nivel de actividad promocional.

◼ Punteras de retorno. Son las cabeceras que el cliente no percibe inicialmente en su recorrido de entrada, sino que las ve a medida que sale y se acerca a la línea de cajas. Son ideales para colocar categorías de impulso o conveniencia. Muchas veces representan el último recordatorio o estímulo visual que tendrá el cliente para incorporar productos que tal vez no tenía pensado comprar.

Tags: venta, marketing, puntera, góndola, exhibición, exhibicion

Contacto

aliadas@drogdelsud.com.ar

Conmutador General
(011) 4309-9100

Humberto Primo 1868, Capital Federal. Buenos Aires, Argentina

Instagram Post